Cómo usar un gestor de contraseñas

23 de junio de 2020

Hoy en día con tatos portales en los que necesitamos estar registrados se vuelve imposible crear contraseñas efectivas para cada uno de ellos y que al mismo tiempo las recordemos. Es por esta razón que usualmente recurrimos a malas prácticas a la hora de elegir nuestras contraseñas, ya sea porque son muy sencillas o porque utilizamos la misma en un sin números de sitios distintos.

Para resolver este problema existen los gestores de contraseña que se encargarán de recordar todas tus credenciales por ti a cambio y estarán protegidas con una contraseña maestra que será la única que tendrás que recordar.

En este post voy a explicar como utilizar y configurar Bitwarden, que es el gestor de contraseñas que estoy utilizando actualmente. Sin embargo el proceso no varía mucho respecto a los otros gestores que existen, así que si prefieres probar alguno de estos esta guía igualmente te dirá lo que necesitas saber.

Lo primero es ir a la página de Bitwarden y antes de instalar nada lo primero que debes hacer es crear una cuenta seleccionando donde dice “Create account”.

bitwarden-homepage

Eso te llevará a un formulario que tendrás que rellenar. Es muy importante que la contraseña que utilices en el campo “Master Password” sea bastante fuerte y que a la vez puedas recordarla (será la única contraseña que tendrás que recordar). Te dejo el link de mi guía para crear una contraseña segura que puede serte útil en este paso.

bitwarden-login

Completado este paso ya tendrás una cuenta y puedes empezar a almacenar tus contraseñas en tu “vault”, que es el depósito donde estarán guardadas. Imagínatelo como una caja fuerte virtual donde estarán todas tus credenciales.

bitwarden-login

A pesar de que ya puedes empezar a usar Bitwarden desde su versión web, resulta mucho más útil y práctico instalar la extensión de navegador para poder guardarlas automáticamente una vez inicies sesión así como también tener acceso a tus credenciales desde cualquier sitio web. Para esto debes volver a la página principal de Bitwarden y darle click al botón que dice “Install Now”.

bitwarden-homepage2

Esto te va a llevar a la sección de descargas. Puedes instalar Bitwarden en windows pero a mi me resulta más útil instalar la extensión del navegador. Así que en la sección donde dice “Web browser” elige el navegador que usas. En este ejemplo elegiremos Google Ghrome.

bitwarden-download

Una vez instalada la extensión te va a aparecer el símbolo de Bitwarden a la derecha de la barra de direcciones. Al darle click te va a desplegar una ventana en la cual deberás ingresar tu correo y contraseña maestra.

bitwarden-plugin-extension

¡Listo!, ya puedes empezar a guardar tus contraseñas en Bitwarden. Lo mejor es que no tienes que hacerlo a mano. Cada vez inicies sesión en un portal, la extensión te preguntará si quieres guardar tus credenciales en tu vault.

Cuando cierres el navegador, también se cerrará la sesión del gestor. Esto es una medida de seguridad extra para que nunca lo dejes abierto sin querer. Para volver a iniciar sesión lo único que tienes que hacer es darle click a la extensión y escribir tu contraseña.

Cómo almacenar y utilizar tus passwords

Una vez que inicias sesión se abre una ventana donde tendrás acceso a todas tus credenciales. En esa pantalla inicial, en la esquina superior derecha, hay un símbolo de más (+).

Dándo click ahí puedes agregar tus credenciales. Lo recomendable es hacerlo cuando estés en la página web de la cual quieras guardar tus datos (twitter por ejemplo), para que Bitwarden automaticamente asocie esa página web con tu usuario y contraseña.

bitwarden-save-password

Ahí lo único que tendrías que hacer es rellenar el formulario con tu nombre de usuario y contraseña, y después darle “Save”. La idea de que hagas esto en la página que corresponde a tus credenciales es que Bitwarden rellena automáticamente la sección “url” del formulario y esto más adelante va a permitir que puedas utilizar la función de auto-rellenar.

Otra opción más sencilla para guardar tus credenciales es ingresar a algún portal como lo harías normalmente, si tu vault está abierto la extensión te preguntará “deseas que Bitwarden guarde tus datos” a lo que puedes responder “hell yeah, that’s why I’m paying you”.

bitwarden-save-credntials

Ahora la próxima vez que entres al portal Bitwarden detectará que tienes un password guardado para el sitio. Al darle click a la extensión te mostrará las credenciales correspondientes, a las cuales tendrás que darle click para que se auto rellenen.

Quien me conoce sabe que amo los shortcuts, y todo este proceso de auto rellenado puede hacerse con una combinación de teclas, lo único es que tienes que darle click al primer campo del formulario y luego presionar “control + shitf + L”.

bitwarden-autofill

Cómo utilizar el generador de contraseñas

Otra de las ventajas de usar gestores es que vienen con un generador de contraseñas seguras que suele ser bastante bueno. Uno puede ajustar la complejidad al nivel que quiera y como el gestor se encarga de recordar cualquier locura que genere no tenemos que preocuparnos por memorizarlo.

Para utilizar este generador nuevamente tienes que hacer click a la extensión y en la ventana que se abre debese ir a la parte inferior y darle click a la opción que dice “Generator”.

bitwarden-password-generator

Esto nos generará un password aleatorio bastante fuerte al cual podremos agregar o restar complejidad moviendo las opciones disponibles. Una vez estés conforme con el resultado puedes copiar el password y utilizarlo para lo que lo necesites. Si necesitas almacenarlo puedes hacerlo de cualquiera de las dos formas que te expliqué arriba.

bitwarden-password-generator2

Conclusiones

Con esta guía espero que te resulte más sencillo animarte a utilizar un gestor de contraseñas. Para mi son imprescindibles. Además de Bitwarden, existen múltiples opciones que podrías probar para ver cual se adapta mejor a tus necesidades.

Algunos otros de los más conocidos son:

El primer paso para proteger tu vida digital es utilizar una buena contraseña y como estas son tan difíciles de recordar un buen gestor será un buen aliado.